Bernadette Despujols: “Hay quienes recorren el mundo con los ojos cerrados”

Bernadette Despujols. Love is no game. Foto: cortesía Bernadette Despujols.
Bernadette Despujols. Love is no game. Foto: cortesía Bernadette Despujols.

En el Profile de esta semana recorremos la controversial perspectiva de la artista y arquitecto venezolana Bernadette Despujols, quien desde la interioridad de lo femenino logra cuestionar y reinterpretar el imaginario socio-cultural del género

Hay que preguntarse siempre si algunas pasiones vienen dadas desde siempre o desde hace muy poco, si nos gustaba mucho algo cuando pequeños es muy probable que lo olvidemos o simplemente deje de gustarnos. Por otro lado, hay espacios, aromas y algunas frases que no logran borrarse ni con el olvido, momentos detenidos en el decrecimiento del tiempo, dibujados en stop motion y los vemos repetidos una y otra vez en nuestra cabeza, como si trataran de decirnos algo, advertirnos algo, “eres buena para esto no renuncies”. Siempre ir hacia atrás para comprender, pero, sobre todo, para imaginar: “Desde pequeña he tenido una fuerte inclinación por el arte y la arquitectura. Mi padre y madre son ingenieros y desarrolladores inmobiliarios; crecí jugando en construcciones y en oficinas llenas de planos. La arquitectura se me hizo muy natural cuando empecé a estudiar.”

SAD CHAIR (The root of my desire), 2016 Metal, leather, synthetic hair 25 x 25 x 23 in. Bernadette Despujols. Foto: cortesía Bernadette Despujols.
SAD CHAIR (The root of my desire), 2016 Metal, leather, synthetic hair 25 x 25 x 23 in. Bernadette Despujols. Foto: cortesía Bernadette Despujols.

Los sueños siempre guardan un lugar secreto para su realización, un territorio idealizado desde la infancia,  idea irrevocable que va más allá del deseo o incluso la aspiración, y así “la casa que vence las sombras” fue el lugar escogido por Bernadette: “Sí, mi sueño era estudiar en la mejor universidad de Venezuela, la Universidad Central de Venezuela. Nunca quise ni intenté estudiar fuera del país.” Luego del sueño viene la retribución en forma de mito y en forma también de realidad, volver a la casa de estudios donde no solo se va a estudiar sino que se comienza a vivir en pleno. Así pues, enseñar se convierte en una forma de estudio: “Cada vez que camino por el pasillo cubierto hacia la Facultad de Arquitectura siento una gran felicidad, como si fuese una niña en el primer día de colegio. En la FAU aprendí qué es el Alma Mater, más que agradecimiento fue un honor dar clases en la facultad. Lamenté mucho tener que irme del país, entre las cosas más queridas que dejé está la facultad.”

“mi obra no es más que ejercicios con los que trato de entender esta realidad y también burlarme un poco, de la bobedad del mundo y de mí misma.”

Un extraordinario trabajo de ascenso titulado “La arquitectura y las imágenes móviles” el cual, por obtener mención publicación de la Universidad Central de Venezuela, será finalmente publicado este año: “La investigación pasea entre el cine, la arquitectura y el arte. Mi trabajo es una especie de recorrido que sugiere y estudia relaciones entre el espacio de la imagen proyectada y la arquitectura. Me considero bajo una esclavitud visual, no sé si es una pasión por todo aquello que es visible o una condena vanidosa que me hace débil ante la vista, pero dejar que mis ojos viajen a través de un edificio, de un paisaje o de una pintura es uno de los placeres más grandes.”

Inflatable Love dolls (2015-2016) Foto: cortesía Bernadette Despujols.
Inflatable Love dolls (2015-2016) Foto: cortesía Bernadette Despujols.

Luego de culminar los estudios en la Universidad Central de Venezuela, Bernadette decidió cursar una maestría en Artes Visuales en CalArts (California Institute of the Arts) en Los Ángeles; esto, además de la experiencia de estudiar lejos del país en que se nace y de encontrarse con una óptica de enseñanza diferente, en lengua extranjera, es quizá imprescindible el viaje como forma alternativa de enseñanza para aproximarse a formas distintas de concebir la realidad y el mundo, siempre a favor de enriquecer el universo del arte: “A mí siempre me ha interesado viajar, conocer otras culturas e idiomas. Mi experiencia en CalArts fue muy grata, aprendí muchísimo. Si alguien me pide consejo, recomendaría viajar, pero no todos somos iguales y tenemos procesos diferentes. No creo que quien haya viajado es necesariamente más sabio que quien se queda en casa, hay quienes recorren el mundo con los ojos cerrados.”

“Me considero bajo una esclavitud visual, no sé si es una pasión por todo aquello que es visible o una condena vanidosa que me hace débil ante la vista.”

El oficio artístico y el trabajo arquitectónico, dos espacios disímiles que no necesariamente tienen que encontrarse: “Creo que el arte me ayuda a entender la arquitectura y viceversa, pero no conjugo ambas disciplinas. El proyecto arquitectónico que tiene como finalidad ser construido requiere mucha rigurosidad; cuando diseño junto con mi hermana Tamara Despujols, si bien partimos y estudiamos ideas formales y conceptuales, revisamos y coordinamos todo a milímetro, en nuestra arquitectura no nos podemos dar el lujo de cometer errores, hay muchos factores en riesgo. En el arte, en cambio, me puedo equivocar, no pasa nada.”

Another guilty woman # 1 (2016) oil on panel 14 x 12 inch. Foto: cortesía Bernadette Despujols.
Another guilty woman. Foto: cortesía Bernadette Despujols.

Luego hallamos la breve historia detrás del sueño arquitectónico contenido en TBD Group, la reconocida firma que fundó Bernadette junto con su hermana Tamara; esta noble empresa es responsable de maravillosos proyectos concluidos y otros en vía de construcción: “Mi padre es desarrollador inmobiliario en Venezuela, mi hermana Tamara Despujols que también es arquitecto de la UCV y brillante empresaria con maestría en University of Miami y Parsons, tuvo la gran idea y destreza de abrir una sucursal en Miami, y yo la seguí como buena hermana menor. Hasta ahora hemos realizado varias casas en Key Biscayne y estamos empezando a construir dos edificios en Miami Beach y en los próximos meses empezaremos en Edgewater. TBD somos Tamara y Bernadette Despujols.”

La raíz de mi deseo (The root of my desire), 2016 22 x 14 x 10 in. bronze, cement, synthetic hair, nail polish. Bernadette Despujols. Foto: cortesía Bernadette Despujols.
La raíz de mi deseo (The root of my desire) bronze, cement, synthetic hair, nail polish. Bernadette Despujols. Foto: cortesía Bernadette Despujols.

La empresa se desarrolla fuera de Venezuela, país natal de ambas hermanas: “El trabajo ha sido arduo pero hemos aprendido mucho, no hay muchas desarrolladoras inmobiliarias mujeres y jóvenes, y encima inmigrantes… es difícil ganarse el respeto de la gente, pero hemos logrado salir adelante y tenemos muchas ansias de crecer. A las mujeres se nos exige mucho más que a los hombres en el ámbito profesional, esto claro que es negativo, pero a su vez nos ayuda a mejorarnos y exigirnos más.”

En su búsqueda por comprender el entorno que rodea el microcosmos femenino y cómo se ha venido gestando el rol de la mujer contemporánea desde el principio de los tiempos, hallamos que la práctica artística de Bernadette se inclina por la sexualidad y la feminidad, también las formas de relación entre la culpa y el deseo, el sexo y la soledad, hasta alcanzar una suerte de desnudez integral que exhibe la silueta femenina no de una forma estética o con carga moralista, sino  igualándola a un ente en sí misma, una identidad que posee carga histórica y al mismo tiempo es completamente atemporal: “Sí, mi obra se fue por ahí y ya no tiene vuelta atrás. No es algo que decidí conscientemente. Todos los días me levanto y soy mujer, y no puedo más que hablar desde el lugar en el que existo. Las mujeres hemos avanzado [muchísimo] en los últimos 100 años, yo hablo con mi abuela y realmente lamento que ella, una mujer tan moderna y brillante haya tenido que vivir en esa época; si fue apenas en 1945 que se legalizó el sufragio femenino en Venezuela, imagínate lo imposible de hacer carrera en esa época. Las mujeres nunca podemos ser nostálgicas del pasado como lo son los hombres, que sueñan con haber sido vaqueros o qué se yo, las mujeres hemos estado históricamente jodidas en todas las culturas, solo podemos desear el futuro. Sin embargo, en mi obra no llevo ninguna bandera o propuesta feminista, es sencillamente la obra de una mujer que existe y se cuestiona. Simone de Beauvoir dice que no se nace sino que se deviene mujer, mi obra no es más que ejercicios con los que trato de entender esta realidad y también burlarme un poco, de la bobedad del mundo y de mí misma.”

SAD CHAIR (The root of my desire), 2016 Metal, leather, synthetic hair 25 x 25 x 23 in. Bernadette Despujols. Foto: cortesía Bernadette Despujols.
SAD CHAIR (The root of my desire), 2016 Metal, leather, synthetic hair 25 x 25 x 23 in. Bernadette Despujols. Foto: cortesía Bernadette Despujols.

El trabajo que involucra el arte de pintar o de esculpir se maneja bajo una suerte de inspiración, es cierto que existe un método, pero es flexible en la medida que el artista se encuentra con la pieza y cómo decide de cierta forma, configurarla. Puede entonces haber distancias entre los sentimientos o razonamientos que despierta el lienzo como las sensaciones que pueden o no despertar  los planos de un imponente edificio o una casa: “Sí, imaginarte un edificio y traducirlo al proyecto tiene mucho que ver con imaginar una pieza y realizarla. En ambos casos está ese deseo por materializar una idea y el proceso de trabajar con lo que se tiene para llevarla a cabo, muchas veces la idea inicial muta y es transformada por el proceso, también hay cierta belleza ahí. Y claro, siempre está el inigualable placer de ver el producto terminado. Es como tener muchos hijos, unos más feítos que otros.”

“En el arte, en cambio, me puedo equivocar, no pasa nada.”

Una obra podría prescindir por completo del canon, no regirse por directrices externas que pueden llegar a afectar la identidad de la obra; podría hablarse de estética y de proporción también, pero no se trata de volver a esos asuntos renacentistas. En Bernadette hallamos la esperanza de un arte nuevo que es muchas cosas además de ser arte, parece multiplicarse, es infinito y permisivo, se permite, sobre todo, el don del humor y una placentera ironía, a veces no tan sutil pero sin duda muy acertada: “Sí, el humor es sumamente importante en mi vida y en mi obra. «Nada más melancólico que el humor, nada más triste…» dice Pedro León Zapata. La existencia humana es como el arte, tiene todo el sentido del mundo y a su vez ninguno. Sin humor no encuentro que nada valga la pena.”

Period Piece. Bernadette Despujols. Foto: cortesía Bernadette Despujols.
Period Piece. Bernadette Despujols. Foto: cortesía Bernadette Despujols.

El cine, territorio sagrado y tanteado por muchos, suele formar parte de la lista de pasiones, no de esas que pegamos con desidia y mala letra en la puerta de la nevera, es más como un listado interior de esos en que tenemos diálogos imaginarios de un guión que puede que nunca alcance el papel, a veces podemos incluso caminar en la alfombra roja, a blanco y negro y con lentes oscuros, flotando, como en los sueños. La modernidad es un cúmulo de imágenes rotas y reconstruidas, el artista no puede ignorar este fenómeno que busca encapsularlo todo, el arte de la contemplación lo llamarían los griegos, el tiempo que pasa a ser algo inverosímil, el cine lo permite todo y a veces actúa de forma premonitoria. El cine es como un enamoramiento, y es inevitable: “Creo que muchos artistas y arquitectos tenemos amor por el cine, es una forma de expresión que mezcla muchas prácticas como la fotografía, el performance, el arte, la arquitectura, la música, etc. Por otro lado, a través del cine se pueden apreciar ideas como la arquitectura del futuro en el pasado, si uno ve Metrópolis de Fritz Lang  por ejemplo, esto es muy interesante. Yo considero que en las escuelas de arquitectura deberían darse algunas clases de historia y teoría del cine, es un fenómeno moderno sumamente influyente. El arte audiovisual tiene un papel muy importante en nuestras vidas, la televisión, el cine, las pantallas de la computadora, juegos de video y ahora nuestros teléfonos, es un fenómeno bastante invasivo que merece la pena el estudio ya que está cambiando nuestra forma de apreciación espacial.”

“Desde la biblia somos culpables de que nos expulsaran del paraíso.”

No se puede encasillar el arte que no busca ser técnica o fama y es manifestado sin disciplina, sino debe ser concebido como una arteria de expresión, una válvula independiente que va dejando atrás el estilo, la tendencia y  cualquier concepto enciclopédico, es más bien libre en la manera en que toma un poco de todos lados: “Creo que se debe a que estudié tanto arte como arquitectura, me gusta explorar. Por otro lado no tengo la necesidad de ser rigurosa con mi arte en ese sentido, tampoco tengo obligaciones con coleccionistas.”

Another guilty woman. Foto: cortesía Bernadette Despujols.
Another guilty woman. Foto: cortesía Bernadette Despujols.

En el espacio creativo es esencial comprender el proceso de búsqueda que involucra al artista, argumentar respuestas y cuestionarse la inmediatez, esto también forma parte de la obra aunque no se pueda ver o tocar, la pureza que viene con la entrega, la tranquilidad de la no compensación como propósito vital ante la pequeñez de lo efímero, “arte por el arte, si te dan dinero bienvenido sea, pero arte por el arte.”, expresa Bernadette.

Existen objetos o imágenes que simplemente deben existir, tener forma en este mundo, es ese en gran medida el propósito del creador, dar vida a eso que en el imaginario merece un cuerpo, una presencia que solo puede ser dada a través del arte: “Sí, así como el escritor siente que hay historias que deben existir y ser contadas, el artista que fabrica objetos siente que hay piezas que deben ser creadas.”

“Las mujeres nunca podemos ser nostálgicas del pasado como lo son los hombres”

Objects for impossible journey. Bernadette Despujols. Foto: cortesía Bernadette Despujols.
Objects for impossible journey. Bernadette Despujols. Foto: cortesía Bernadette Despujols.

Recientemente, en la galería Platabanda ubicada en la ciudad de Miami, la venezolana se ha aventurado a estrenar una controversial exhibición que lleva por nombre “Guilt, Pleasures and Other Uncomfortable Matters”, esta muestra desafía con mucha elegancia todas las convenciones sociales y culturales construidas en torno a la idea de lo femenino y el rol de la mujer en sociedad. También se expone un interesante estudio sobre la dominación sobre la mujer en términos que se acompañan de fragmentos poéticos y provocativas imágenes que buscan rechazar cualquier tipo de paradigma o limitación, hay mucho de belleza en esta muestra, muy especialmente considero que más allá de la evidencia de lo figurativo, hay mucha sinceridad: “La exposición curada por Amalia Caputo mostrará varias de mis piezas, las esculturas de la serie “Love is no game”, que consisten en una gran berenjena, un durazno y un tobogán en forma de lengua, mis muñecas de concreto “Inflatable Love Dolls” y la serie de retratos “Another guilty woman”. Todas estas piezas fueron conectadas con el título “Guilt, Pleasures and Other Uncomfortable Matters”. Amalia escribe que «La exhibición reflexiona sobre cómo nuestro mundo gira abiertamente en torno al sexo, y al mismo tiempo en secreto». El trabajo a presentar abarca matices que giran en torno a la percepción cultural de las mujeres sobre sí mismas: viajes de culpabilidad, las expectativas sociales, el deseo sexual, así como las conexiones corporales íntimas y pensamientos. También explora la percepción de que la condición de mujer de alguna manera siempre está conectada con algún tipo de culpa y dibuja una línea muy fina entre el humor sardónico y la pura abyección.”

Love is no game. Bernadette Despujols. Foto: cortesía Bernadette Despujols.
Love is no game. Bernadette Despujols. Foto: cortesía Bernadette Despujols.

“Sin humor no encuentro que nada valga la pena.”

Es muy alentador sentir cómo esta exposición logra direccionarse hacia una propuesta que a pesar de tocar temas cotidianos y universales que no son ajenos a nadie, resaltan  por la maravillosa introspectiva femenina con la que son tratados: “la exposición explora la culpa femenina. Vuelvo a citar a  Simone de Beauvoir, «el problema de la mujer siempre ha sido un problema de hombres». Las mujeres vivimos en una estrecha relación con la culpa, desde la biblia somos culpables de que nos expulsaran del paraíso. Somos culpables de ser o no ser bellas o inteligentes, de ser o no ser mujeres, sin saber muy bien qué significa eso ni quién lo define. Pero esto es un problema de hombres, no de mujeres. La culpa y la vergüenza están muy relacionadas. También el tema de la sexualidad y la soledad son explotados desde un ángulo femenino.”

Objects for impossible journey. Bernadette Despujols. Foto: cortesía Bernadette Despujols.
Objects for impossible journey. Bernadette Despujols. Foto: cortesía Bernadette Despujols.

Es importante que el trabajo salga, que se enfrente al mundo, escapar de la vidriera y entrar en zona de disertación que es también, en muchos modos, aceptación, aunque no sea eso lo que se busque. Acerca de la participación de Bernadette en la edición de Scope Basel 2015: “Expuse en Basilea en el 2014 y 2015, ambas exposiciones colectivas. Tuve una muy buena experiencia, Scope es un ambiente muy permisivo para los artistas y genera conexiones bastante interesantes. Ha sido muy grato trabajar con ellos, este diciembre volveré a exponer con ellos en Miami.”

Después de casi un mes paseándome por la provocativa website de Bernadette Despujols, de repasar las letras de su nombre como cuando entonamos en voz alta el nombre de una cantante francesa de los años 50, en un francés fingido que busca ser igual de elegante, con cigarro de medio lado, y sonrisa pícara. Ella es una heroína de nuestros tiempos y en otros tiempos también creo que habría ondeado la capa. Luego de pensarlo mucho, de no saber bien cómo terminar esta historia, concluí que el amor en sus múltiples formas y apreciaciones es siempre una curiosidad válida, algo que está ahí moviéndose y moviendo, por eso decidí preguntarle a mi heroína del siglo XXI ¿Dónde está el amor para Bernadette Despujols? A lo que respondió sarcástica y sorpresivamente: “Por ahí anda, jodiéndome la paciencia.”

webbernadettedespujols.com

Comentarios

Comentarios

Andrea Omaña García

Andrea Omaña García

Writer

27. Narradora en deformación. Algún día actriz. Escuela de Letras UCV.

No Comments Yet

Comments are closed

 

Un gabinete de curiosidades hecho en Latinoamérica con carácter global.

FOLLOW US ON