NYFW 2021: una cartografía del deseo post-pandémico

La NYFW 2021 transcurrió bajo la sombra de los VMA's y la MET GALA, en un año que a tropezones desea que el mundo vuelva a la normalidad lo antes posible
NYFW-LUSTER
Tom Ford en el cierre de su desfile (Foto: Dimitrios Kambouris/Getty Images)

En The Pervert’s Guide to Cinema (2006), Slavoj Zizek explica que no existe nada espontáneo en el deseo, se trata de un artificio que en esencia necesita del otro para construirse. Es decir, nosotros necesitamos que nos digan qué y cómo desear. Para Zizek el cine es el medio perverso por excelencia encargado de esta tarea, ¿pero qué hay de la moda? ¿Qué nos dice la NYFW 2021 sobre nuestro deseo hoy?

Las semanas de la moda suelen ser eventos demostrativos de las próximas tendencias, son lecturas minuciosas del zeitgeist en el futuro próximo, pero también son una cartografía del deseo. La creación de estas tendencias no viene dada solamente por genios artísticos, pues esto ocurre con poca frecuencia. Esos deseos los crea la estadística, las lecturas de “la calle” por parte empresas como WGSN, pero también uno que otro “taste maker”  arbitrariamente decide que los cinturones de cuero ya no se llevarán en primavera.

Así, lo que vemos en la pasarela de Nueva York, lo veremos en la tienda de diseñador más exclusiva, pero también en GAP, ZARA y H&M. La moda es repetición, la copa de la copia de la copia del deseo, pero es también la lectura de un tiempo. La New York Fashion Week de este año transcurrió sin novedad, trastabillando entre un presente inestable y un futuro ansioso por llegar. El sexo fue en gran medida punto focal del evento. Para la NYFW el sexo ahora también será nuestro deseo para la primavera 2022.

NYFW y el deseo de mostrar el cuerpo

NYFW-LUSTER
Megan Fox en la alfombra roja de los VMA’s 2021 vistiendo Mugler (Foto: Axelle/Bauer-Griffin/FilmMagic)

Tras una temporada de encierro, las calles se han llenado de jóvenes mostrando la piel. Hay sin duda, más desnudez afuera, algo que no solo se muestra en la cotidianidad sino también en las alfombras rojas más recientes. Es el caso de Zendaya en el festival de Venecia con su vestido poroso confeccionado por Balmain o de Megan Fox en los VMA’s con su vestido transparente diseñado por Thierry Mugler. Queremos, pues, mostrar el cuerpo.

Podría interesarle  Casa Sua: Un legado arquitectónico en Lanzarote

En la NYFW 2021, esta lectura tomó varias interpretaciones, algunos diseñadores la siguieron al pie de la letra, otros quisieron escapar en su mundo surrealista como Tom Browne y otros, como Tom Ford, que intentaron desde el glam de los noventa reinterpretar ese deseo desde un lugar de decadencia y derroche.

Una cartografía de la piel

NYFW-LUSTER
LaQuan Smith colección primavera 2022 (Foto via: Vogue)

LaQuan Smith fue quizá uno de los jóvenes diseñadores que supo darle una lectura a esa angustia por liberar la piel. Con tonos tierra y pronunciados escotes, la sensualidad de los setenta se fundió con el glamour de los grandes sombreros y los vestidos cortos para crear una colección que destaca por su elegancia y por un uso del sexo como agente de poder sobre el propio cuerpo. Para LaQuan Smith nuestro deseo también es poder.

Michael Kors, en un tono más conservador, hizo que también Kendall Jenner mostrara la piel durante el desfile. Las siluetas ceñidas al cuerpo, los tops, los escotes y las faldas cortas en colores pasteles como el rosado, pero también el negro, interpretan ese deseo por mostrar el cuerpo desde un lugar más conservador y elegante.

NYFW-LUSTER
Eckhaus Latta. (Foto: Don Ashby)

Los diseñadores Mike Eckhaus y Zoe Latta, con su firma Eckhaus Latta, presentaron una colección de primavera que mira de vuelta al desparpajo de la juventud que se muestra sin pudor en las calles de la ciudad. La desnudez y el sex appeal fueron el punto central de su desfile, usando telas con caída natural que erotizan los escotes, las faldas cortas y las rajas de vestidos largos para que la piel cobre protagonismo más allá del atuendo. Eckhaus Latta reinscribe el erotismo naturalista de las ninfas griegas para darnos un deseo que se traduce en una desnudez bucólica.

Podría interesarle  Las islas flotantes de Sou Fujimoto

Deseos surrealistas y deseos de derroche

NYFW-LUSTER
Thom Browne colección primavera 2022. (Foto: Charles Sykes)

Fuera de ese deseo exhibicionista, Thom Browne quiso escapar hacia el surrealismo que lo caracteriza. Presentando su colección de primavera/verano 2022 en un show alegórico al florecimiento durante esa época del año, la metáfora del afuera giró en torno a una casa sin paredes alrededor de la cual los modelos mostraban sus trajes y sus capas de flores. Los hombres de traje con cabeza de caballo recorrieron en bicicleta los alrededores del jardín que circunda esa gran casa sin paredes. El surrealismo nos invitó al sueño de salir, de estar afuera y florecer. Thom Browne traduce nuestro deseo de liberación desde un lugar inconsciente, desde un punto de vista menos evidente.

NYFW-LUSTER
Tom Ford colección primavera 2022 (Foto via: Vogue)

Finalmente, el esperado regreso a la pasarela de Tom Ford cerró la NYFW 2021 con una colección que interpreta el glam de los noventa con telas brillantes, verdes eléctricos y piezas que si bien recuerdan al decadente derroche de la época, fallan en su lectura. Esa vision del glamour L.A de los noventa y setenta, nos entrega un deseo de indulgencia, de excesos, de champaña y cocaína, de limosinas y fiestas en grandes mansiones. En un mundo golpeado por la pandemia, el zeitgeist del 2022 de pronto no podrá permitirse esos lujos. Quizá lo que se extraña de Tom Ford es esa cualidad para leer la cultura, para traducir en sexo y en poder el cuerpo, para, en última instancia, enseñarnos a desear desde nuestra sensualidad.

Esperemos que ante esta semana tan comedida, la moda nos devuelva el asombro y la sorpresa que nos merecemos con la Met Gala y su interpretación de la moda americana.

 

Comentarios

Comentarios

Patricia Gonzalez

Editor

Textos sobre arte, cultura y moda.

No Comments Yet

Leave a Reply