El Rolex Oyster Perpetual de Roger Federer: la evolución de un clásico

El astro del tenis lució un modelo muy vintage en Wimbledon, pero en realidad se trata del Rolex Oyster Perpetual lanzado en el 2020

Rolex Oyster Perpetual

Imagen via: rolex.com

Después de su partido en Wimbledon contra Hubert Hurkacz, Roger Federer deslumbró a los asistentes con uno de los lanzamientos más recientes de Rolex: el Oyster Perpetual. Con esfera verde de 41mm de diámetro y las características de un clásico que se ha convertido en sello de identidad de la marca, el Oyster Perpetual, lanzado en 2020, supone una de las renovaciones más intensas en muchos años.

Los inicios de un grande

 

Rolex Oyster Perpetual

Imagen via: rolex.com

 

El Oyster Perpetual es uno de los modelos que cimentó la reputación de la casa relojera. Fue creado en 1927 cuando Hans Wildorf decidió diseñar el primer reloj con caja hermética de la marca, de ahí su nombre: Oyster (ostra).

Rápidamente se convirtió en una sensación, sobre todo porque después de su lanzamiento, la nadadora Mercedes Gleitze, y primera embajadora de Rolex, cruzó el canal de la Mancha con el nuevo modelo en su muñeca, demostrando su resistencia al agua, creando así un momento icónico para la historia de la casa relojera británica.

Cuatro años después, en 1931, Rolex creó el rotor perpetuo y la base mecánica del reloj automático moderno. A partir de ese momento el Oyster llevaría el apellido Perpetual, patentando así una leyenda y un icónico reloj que ha servido de puerta de entrada para coleccionistas de todo el mundo y que por su atemporal diseño se ha convertido en un clásico sinónimo de elegancia y solidez.

Podría interesarle  Tiffany & Co. celebra el deporte con una colección exclusiva en Tokio Cat Street

Una renovación inmejorable

Rolex Oyster Perpetual

Imagen via: rolex.com

De este modo, el modelo de tres agujas sin fecha de la casa británica recibió en el 2020 una de sus renovaciones más intensas hasta el momento. El nuevo Oyster Perpetual aumenta su diámetro a 41 mm sin dejar de ofrecer sus clásicas versiones de 36 mm, 34 mm y 31 mm. Otra novedad es la  variedad de colores en sus esferas que van desde el azul turquesa, el rojo coral y el verde. El Oyster Perpetual 41, por ser una edición especial, posee una esfera plateada con agujas e índices facetados en oro de 18 quilates.

El interior de estos modelos también ofrece novedades interesantes que evolucionan naturalmente con la esencia del Oyster original, con un nuevo calibre, el 3230, que permite aumentar su reserva de marcha hasta 70 horas. Asimismo, encontramos mejoras en autonomía, precisión, resistencia a los golpes y fiabilidad, lo cual convierte este clásico en una inversión inmejorable.

Rolex Oyster Perpetual

Imagen via: gq.com

Esta elegante renovación del Rolex Oyster Perpetual fabricada en níquel-fósforo y con amortiguadores Paraflex de alto rendimiento para absorber golpes, promete mayor aprovechamiento energético. Además, este reloj predilecto de su embajador Roger Federer, es, por supuesto, hermético y resistente al agua hasta 100 metros de profundidad.

El Rolex Oyster Perpetual es, sin duda, la evolución de un clásico imposible de ignorar. Si quieres conocer más visita: rolex.com

Podría interesarle  Día de las Madres, 6 regalos imprescindibles

Comentarios

Comentarios

Patricia Gonzalez

Editor

Textos sobre arte, cultura y moda.

No Comments Yet

Leave a Reply