Braun y Virgil Abloh celebran 100 años de “buen diseño”

“ Celebramos junto a Braun un centenario de honestidad y sustentabilidad en sus diseños”

braun_diseño

Foto via: braun.com

Bajo el principio de “menos, pero mejor”, Dieter Rams, diseñador en jefe de Braun por más de 40 años, logró construir un legado estético que perdura hasta hoy. El “buen diseño”, productos creados para durar y para recordarnos lo verdaderamente esencial, ha sido la premisa de la casa alemana que este año cumple su primer centenario y lo celebra de la mano del prolífico Virgil Abloh, quien también se suma, junto a otros diseñadores, como Jonathan Ive, a la larga lista de creativos fuertemente influenciados por Rams. 

Diseños que trascienden

Braun

Foto via: Braun.com

Este legado de funcionalidad y honestidad en el diseño industrial es el que nos ha permitido maravillarnos con productos tan innovadores como lo fue el iPod, con la simplicidad de sus acabados, su estética minimalista y con la ausencia de manuales de instrucciones, “un producto debe explicarse por sí solo”.

Y es que, si miramos a nuestro alrededor, la huella de Rams está en todas partes, desde el ícono del reloj de nuestro iPhone (homenaje al clásico despertador Braun) hasta las afeitadoras Gillette, no hay objeto cotidiano moderno que no esté atravesado por los “principios del buen diseño” establecidos por el alemán durante su paso por Braun. 

Como defensor de la sustentabilidad y atemporalidad, Dieter Rams marcó un antes y un después para la empresa fundada en 1921 por Max Braun. Desde 1955, sus diseños transformaron los criterios y los estándares de calidad a través de productos duraderos,  que hicieron de la funcionalidad una premisa estética pero también ética y ecológica.

Lo clásico, aquello que trasciende, también es respetuoso del medio ambiente y va contra las modas y los excesos del consumo desaforado. Desde calculadoras, relojes, cepillos dentales hasta radios y tocadiscos, la idea de “menos, pero mejor” fue el pilar sobre el cual Braun y Dieter Rams construyeron una propuesta enfocada en hacerle la vida más fácil al consumidor, creando productos pensados para durar. 

 

Podría interesarle  Rick Owens: postapocalíptico, humano y eterno

Los principios del “buen diseño”

Braun

Transistor T3 Braun (1958) y el iPod (2000) | Foto via: researchgate.net

Esta es la razón que inspiró a Steve Jobs a finales de los 90 a buscar a un diseñador que fuese para Apple lo que Rams fue para Braun. Y fue en Jonathan Ive, con su primer boceto del iPod inspirado en el clásico transistor Braun de 1958, que Jobs encontró el sello distintivo e innovador que estaba buscando. El factor que ha hecho trascender a Braun y a los productos creados por Dieter Rams, entre la década de los cincuenta y los sesenta, es precisamente “el buen diseño”, y ¿qué es el buen diseño?

Según el alemán, un buen diseño debe seguir estos diez principios: en primer lugar, es innovador. Un buen diseño también hace útil un producto; es estético, hace comprensivo el producto, no es intrusivo, es honesto, duradero, minucioso hasta el último detalle, es respetuoso del medioambiente y por último, el buen diseño es diseño en su mínima expresión. 

 

Virgil Abloh x Braun, homenaje al buen diseño

Braun

Wandalange (1965) | Foto via: coolhunting.com

Este 2021 Braun celebra un centenario de buen diseño y arte funcional colaborando nada más y nada menos que con el ecléctico Virgil Abloh. A través de un video que pueden ver en la web de la casa alemana, musicalizado con un track creado por Abloh, ambos celebran 100 años del buen diseño: “creado para ser disfrutado y apreciado a través del tiempo”. 

Bajo esta premisa, Abloh, se sumergió en los archivos de Braun para ofrecer una versión celebratoria del icónico Wandalange de 1965; una unidad de audio de pared hi fi con acabados metálicos que rinden homenaje a la herencia modernista de su creador, Dieter Rams. 

 

Podría interesarle  Neuroarquitectura: cómo el entorno cambia nuestra perspectiva

Braun

Foto via: off-white.com

Este rediseño también vino acompañado de una versión naranja y verde del clásico reloj despertador identificado con el logo de Off-White, casa de moda fundada por Virgil Abloh en el 2012. Así, el diseño del siglo XXI rinde homenaje a la herencia del “menos, pero mejor” que Braun y Dieter Rams legaron al mundo para hacerlo más funcional, honesto y bello. 

Comentarios

Comentarios

Patricia Gonzalez

Editor

Textos sobre arte, cultura y moda.

No Comments Yet

Leave a Reply